lunes, 8 de noviembre de 2010

  LA NATURALEZA  NUNCA TRAICIONÓ
 EL CORAZÓN QUE LA AMÓ,TUVO ESE PRIVILEGIO
 A LO LARGO  DE LOS  AÑOS   DE ESTA VIDA  NUESTRA
 DE LAGRIA EN ALEGRIA,  ELLA PUEDE INFORMAR
 A LA MENTE QUE LLEVAMOS DENTRO,  IMPRESIONAR
 CON LA TRANQUILIDAD Y LA  BELLEZA,Y ALIMENTAR
 CON    PENSAMIENTOS TAN ELEVADOS,QUE NUNCA  LAS LENGUAS VIPERINAS
 NI LOS JUICIOS PRECIPITADOS, NI LOS SARCASMOS  DE LOS HOMBRES EGOISTAS
 NI LOS SALUDOS  DONDE NO EXISTE  BONDAD ALGUNA,  NI TODA
LOS MONÓTONOS TRATOS DIARIOS,
PODRÁN TRIUNFAR SOBRE NOSOTROS, O ALTERAR
NUESTRA VIVA FE, YA QUE TODO  LO QUE PERCIBIMOS
  ESTÁ  LLENO  DE BENDICIONES.

Mi música